La ventana indiscreta

Publicado: 26 de enero de 2012 en Interacción
Etiquetas:, ,

Skype ha ido un paso más allá en la comunicación. Emisor y receptor no solo comparten el mismo tiempo, sino que pueden verse, compartiendo de este modo también el espacio (en este caso, virtual).

Antes, las relaciones personales se veían condicionadas por la distancia. Ahora no tanto.

En nuestra experiencia Erasmus, Skype forma parte de nuestro día a día. Es una herramienta que nos permite estar en contacto continuo con nuestros seres queridos y poder contarles cómo es nuestra vida en Oslo.

Y para retomar el tema de ¿Interacción sin barreras? queremos recordar la respuesta de nuestras abuelas cuando hablamos con ellas por Skype. La primera vez, lo percibieron como algo fuera de lo normal, algo mágico y no entendían cómo podía ser posible. Ahora, ya no les sorprende como la primera vez, pero siguen sin entenderlo. Ya expusimos esta situación en la práctica que realizamos en Narrativa Audiovisual vía Twitter:

Así que, desde Oslo, le damos las gracias a Skype.

Anuncios
comentarios
  1. La verdad es que Skype es un gran programa, que ya tuvo antecedentes como Messenger. Sin embargo pensamos que Skype es más fácil de usar y mejora la calidad de las comunicaciones con la posibilidad de poner la imagen a pantalla completa.

  2. mario dice:

    Gracias a este programa puedo hablar con Laura Sabater todos los días aunque este a miles de kilometros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s